Esta página utiliza 'XHTML 1.0 Transitional' válido Esta página utiliza CSS válido
Búsqueda personalizada

Prevención de riesgos laborales. Pantallas de visualización de datos (12)

Fatiga visual

En los últimos años se han producido grandes avances en la fabricación de monitores de pantalla de visualización; a pesar de ello, la calidad obtenida en la representación de textos e imágenes en las pantallas más habituales continúa siendo bastante inferior a la que se logra en el papel impreso.

Esta escasa definición de la imagen, unida a la existencia de reflejos y parpadeos en las pantallas, produce fatiga visual con mayor rapidez que cuando la lectura se realiza sobre papel impreso. Si la pantalla utilizada no es de buena calidad, estos problemas se incrementan rápidamente.

Por otro lado, si el sistema de iluminación no está bien acondicionado puede producir deslumbramientos al operador así como reflejos molestos en la pantalla, mesa u otras superficies reflectantes del entorno. De este modo contribuyen al incremento de la fatiga visual del usuario y a la aparición de molestias visuales.

En oficinas y despachos de trabajo con ordenador, los principales factores que afectan a la capacidad de ver bien son: el resplandor, el brillo (diferencia entre lo que se mira y su más inmediato entorno), cantidad de luz, la distancia entre los ojos y la pantalla o documento, la facilidad de lectura de la pantalla o documento, la calidad de la visión de la persona.

Tenga cuidado con el resplandor directo, es decir una fuente de luz que cae directamente sobre sus ojos como una luz en el techo o luz proveniente de ventanas.

El resplandor reflejado por las pantallas causa fatiga visual. Pero el efecto más peligroso podría ser que esto obligue a tomar a la persona una mala postura para poder ver bien.

Un filtro de alta calidad puede hacer que el mirar al computador sea tan suave como mirar una página impresa, ya que puede minimizar el brillo, incrementar el contraste y reducir el parpadeo de la pantalla. Se deben evitar los filtros que utilizan micromallas ya que aunque evitan el brillo es difícil ver a través de ellas y acumulan mucho polvo. Se debe escoger un filtro que cumpla con los requerimientos de la AOA (American Optometric Asociation).

La causa más olvidada de fatiga visual en las oficinas es el contraste, usualmente una pantalla oscura rodeada por un color de fondo claro. La mejor solución es oscurecer el área alrededor de la pantalla.

Síntomas de la aparición de fatiga visual

  • Sensación de vista cansada.
  • Reducción de la secreción lagrimal.
  • Hipersensibilidad a la luz.
  • Alteración de la visión binocular.
  • Visión doble o borrosa.
  • Disminución capacidad de ver los relieves.
  • Mal de cabeza (zona frontal/parietal ).
  • Dificultad para enfocar los objetos de lejos.
  • Irritación de la conjuntiva y parpados.
  • Alteración del equilibrio muscular del ojo.
  • Ojos llorosos, Lagrimeo - Aumento sensible del parpadeo.

Condiciones de visualización

Las tareas de oficina están ligadas a la lectura, tanto de documentos como de textos sobre la pantalla del ordenador; por tanto, se trata de tareas con altos requerimientos visuales en las que las condiciones de iluminación resultan muy importantes para prevenir molestias y problemas visuales.

Las fuentes de luz deben evitar la aparición de reflejos en la pantalla del ordenador y deslumbramientos.

El problema más frecuente en las oficinas actuales está relacionado con la aparición de reflejos en las pantallas de los ordenadores, asociados a la presencia de focos de luz directa, tanto natural (ventanas), como artificial.

Es necesario analizar la distribución de focos de luz con relación a los puestos de trabajo para evitar este tipo de problemas, disponiendo, en caso necesario, de los elementos de difusión de la luz adecuados (persianas y cortinas en las ventanas o difusores en los focos de iluminación general).

Hay que señalar que en muchas ocasiones estos reflejos inducen al trabajador a cambiar la colocación del ordenador sobre la mesa, ubicándolo en una zona posiblemente incorrecta desde el punto de vista de la comodidad postural; en estos casos se evitan los reflejos, pero a costa de crear un nuevo problema postural.

En caso de detectar reflejos, se debe proceder a la colocación de persianas o pantallas difusoras de la luz, pero no se debe colocar nunca el ordenador en una posición que obligue a trabajar en una postura incómoda.

Las pantallas de los ordenadores nuevos disponen de un tratamiento antirreflejos que atenúan el problema. Asimismo, los filtros de pantalla antirreflejos pueden ser útiles, pero sólo cuando no existen reflejos procedentes de focos de luz muy intensa.

La luz reflejada desde superficies claras apenas se nota si la pantalla tiene tratamiento antirreflejos.

Relacionado con la existencia de fuentes de luz directa muy intensa, está el problema de los deslumbramientos, también asociados a luz reflejada sobre superficies muy claras.

Las soluciones para las luces directas son similares a las anteriormente descritas, esto es, disponer de elementos que difundan la luz.

Otro problema frecuente es la insuficiente iluminación  del entorno. La mejor solución es disponer de una iluminación general homogénea de luz difusa con un nivel suficiente, usando otros focos de iluminación complementaria en los puntos en los que sea necesario.

Finalmente, hay que cuidar el contraste (relación entre la luz emitida por dos superficies) entre las diferentes superficies de trabajo (papeles, pantalla del ordenador y mesa de trabajo). Con los programas actuales, en los que se utilizan caracteres negros sobre fondo claro, han desaparecido los fuertes contrastes entre los documentos y la pantalla del ordenador.

No obstante, es conveniente atender al contraste entre la mesa y el resto de superficies; este consejo es especialmente importante al elegir las mesas, sobre todo las destinadas a puestos de directivos, quienes suelen preferir superficies demasiado oscuras. Las superficies en gris, beige, crema o color madera natural (más o menos clara), proporcionan contrastes adecuados. En cualquiera de los casos, son preferibles los acabados mate antes que los brillantes (que pueden dar lugar a reflejos).

Artículo anterior: Cargas mentales del Trabajo
Artículo siguiente: Confort visual

Fecha de publicación: 08/05/2011
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos o imágenes aquí expuestos salvo autorización expresa y por escrito del autor de los mismos. © 2007-2017 Locualo v1.0. Política de privacidad [www.locualo.net]