Esta página utiliza 'XHTML 1.0 Transitional' válido Esta página utiliza CSS válido
Búsqueda personalizada

Prevención de riesgos laborales. Pantallas de visualización de datos (10)

Trastornos musculoesqueléticos. Cargas físicas del trabajo (2)

4. Levantamiento ocasional de pesos o cargas

Si el tronco está inclinado mientras se manipula una carga, se generarán unas fuerzas compresivas en la zona lumbar mucho mayor que si el tronco se mantuviera derecho, lo cual aumenta el riesgo de lesión en esa zona. La inclinación puede deberse tanto a una mala técnica de levantamiento como a una falta de espacio, fundamentalmente el vertical.

La postura correcta al manejar una carga es con la espalda derecha, ya que al estar inclinada aumentan mucho las fuerzas compresivas en la zona lumbar. Se evitará manipular cargas en lugares donde el espacio vertical sea insuficiente.

Prevención de riesgos. Levantamiento ocasional de pesos o cargas

El Tamaño de la carga

Una carga demasiado ancha va a obligar a mantener posturas forzadas de los brazos y no va a permitir un buen agarre de la misma. Tampoco será posible levantarla desde el suelo en una postura segura al no ser posible acercarla al cuerpo y mantener la espalda derecha.

Una carga demasiado profunda, aumentará la distancia horizontal, siendo mayores las fuerzas compresivas en la columna vertebral.

Una carga demasiado alta podría entorpecer la visibilidad, existiendo riesgo de tropiezos con objetos que se encuentren en el camino.

Es conveniente que la anchura de la carga no supere la anchura de los hombros (60 cm aproximadamente).

La profundidad de la carga no debería superar los 50 cm, aunque es recomendable que no supere los 35 cm. El riesgo se incrementará si se superan los valores en más de una dimensión y si el objeto no proporciona agarres convenientes.

La información acerca de su peso y su centro de gravedad

Convendría que estas indicaciones estuvieran especificadas en las cargas, porque permitirían tomar precauciones en su manejo al conocer su peso de antemano, y podrían evitar levantamientos peligrosos. En caso de no ser posible, es conveniente al menos que el empresario informe al trabajador de los pesos de las cargas manipuladas y de la situación o características del centro de gravedad de las cargas que manipula, sobre todo cuando pueda moverse (elementos sueltos dentro de una caja, líquidos en un recipiente), o cuando esté desplazado del centro geométrico de la carga.

Cuando sea el caso, se solicitará esta información al fabricante, suministrador o importador de la misma.

El criterio de gravedad de la carga descentrado o que se pueda desplazar

Si el centro de gravedad de un objeto está desplazado de su centro geométrico, puede suceder que se encuentre muy alejado del centro de gravedad del cuerpo del trabajador, aumentando las fuerzas compresivas que se van a generar en los músculos y articulaciones (sobre todo en la zona lumbar).

La manipulación de líquidos o de otro tipo de cargas con un centro de gravedad que se pueda mover puede incrementar el riesgo de lesión, al producirse fuerzas y tensiones que impedirán un levantamiento equilibrado.

Las cargas deberán tener preferentemente el centro de gravedad fijo y centrado. Si esto no fuera así, siempre que sea posible, se deberá advertir en una etiqueta o informar de ello al trabajador. Las cargas con el centro de gravedad descentrado se manipularán con el lado más pesado cerca del cuerpo.

Según la Norma UNE EN 20780 (Embalajes, símbolos gráficos relativos a la manipulación de mercancías), para indicar el centro de gravedad de la carga cuando no es idéntico al centro de gravedad sugerido por la forma del embalaje, se utilizará el símbolo que aparece en la figura 11, que indica dónde se halla situado el centro de gravedad real, siendo éste el punto de intersección de tres ejes determinados por el emplazamiento de los símbolos. Estos símbolos deben colocarse sobre todas las caras de la carga.

La formación e información insuficientes

Como ya se expuso en los comentarios al Artículo 4 del Real Decreto 487/1997, el empresario debe impartir a los trabajadores “Programas de entrenamiento” que proporcionen la formación e información adecuadas sobre los riesgos derivados de la manipulación manual de cargas, así como de las medidas de prevención y protección que se deban adoptar en las tareas concretas que se realicen.

Manipulación manual de cargas

Como vemos, en este puesto de trabajo, una de las tareas es el transporte manual de cargas, por ello, nos hemos visto en la necesidad de evaluar este aspecto ergonómico en este puesto de trabajo, ya que estas tareas conllevan coger muebles de gran peso y no se siguen las normas de la ergonomía, que aconsejan para reducir los riesgos.

Siguiendo el RD de transporte manual de cargas y su Guía técnica, realizamos un cuestionario, para recoger los datos relacionados con este aspecto que queremos analizar, anotando en las observaciones otro aspecto de importancia en relación con la manipulación de cargas, con el que determinamos la necesidad de evaluar este aspecto, ya que encontramos bastantes aspectos en los que la respuesta eran negativas desde el punto de vista ergonómico. Para ello, posteriormente calculamos el peso aceptable que sería recomendado para este tipo de trabajo y pasamos a seguir el esquema que determina la calificación del riesgo.

Prevención de riesgos. Levantamiento ocasional de pesos o cargas. Cuestionario (parte 1)       Prevención de riesgos. Levantamiento ocasional de pesos o cargas. Cuestionario (parte 2)

Artículo anterior: Trastornos musculoesqueléticos. Cargas físicas del trabajo (1)
Artículo siguiente: Cargas mentales del Trabajo

Fecha de publicación: 01/02/2010
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos o imágenes aquí expuestos salvo autorización expresa y por escrito del autor de los mismos. © 2007-2017 Locualo v1.0. Política de privacidad [www.locualo.net]