Esta página utiliza 'XHTML 1.0 Transitional' válido Esta página utiliza CSS válido
Búsqueda personalizada

Platón. Teoría antropológico-social de las ideas

El Problema Ontológico.

La teoría de las ideas es el eje central de su filosofía. Hace una distinción entre mundo sensible e inteligible y cómo se pasa de unos a otros. En una pluralidad de individuos, cada uno posee una idea. Para Platón, esas ideas no son subjetivas, son las esencias objetivas. A esas esencias objetivas les dio el nombre de ideas o formas. Las ideas tienen existencia trascendente, es decir, ni nacen ni perecen con las cosas del mundo físico. Cada idea es única, eterna, inmutable e inalterable. Las cosas no son más que copias de la Realidad y lo que es real es la idea). Platón postuló dos mundos y multitud de esencias: El mundo inteligible y real de las ideas (universal) y el mundo sensible de las cosas (particular, devenir).

La Epistemología (gnoseología).

Platón afirma que el conocimiento ha de ser infalible, alcanzable, objetivo, con validez universal y acerca de lo real (no de lo que se percibe por los sentidos). Para Platón, si todo cambia y nada permanece en el mismo estado, el conocimiento es imposible, pero si algo escapa a ese movimiento, entonces el conocimiento sí es posible. Los grados del conocimiento, que se diferencian por el objeto de conocimiento, son:

  • Doxa (opinión): Objetos sensibles particulares.
  • Episteme (ciencia): Ideas de las que los objetos sensibles participan o son copia.

El mundo de la Doxa o de las apariencias se divide en el mundo de las imágenes (Eikasia) y el mundo material, perceptible (pistis). El mundo del episteme se divide en Dianoia (Razonamiento científico superior) y Noesis (conocimiento intuitivo, esencias)

La misión del filósofo es llevar al hombre del mundo de la doxa al del episteme. Los métodos de acceso al verdadero conocimiento pueden ser auxiliares (geometría, astronomía, matemáticas,... porque los objetos a los que representan estas ciencias se acercan a lo real y permanente) o concretos (dialéctica, reminiscencia o anamnesis, catarsis).

  • Dialéctica: Para Sócrates era el método fundamental para conocer la verdad. La dialéctica es un juego de preguntas y respuestas (diálogo). Realmente la dialéctica es la ascensión del mundo sensible al inteligible. Por eso, para Platón, la dialéctica es autentico saber.
  • Reminiscencia: Significa recordar. El alma ya sabe antes de encarnarse en un cuerpo, pero, al encarnarse, olvida cómo es la auténtica realidad. Al ver las realidades sensibles, el alma va recordando cómo era la verdad inteligible. El alma existía antes de encarnarse y, por lo tanto, es inmortal. Todos los conocimientos que tenemos son a priori. Las ideas no se adquieren ni con la experiencia ni con la reflexión o el estudio. La dialéctica es el método para llegar al conocimiento pero se llega a este por reminiscencia.

La Antropología.

Platón

El dualismo es también antropológico (cuerpo-alma). Ningún filósofo griego negó la existencia del alma; el problema fundamental es su naturaleza. El cuerpo pertenece al mundo material (sensible) y el alma pertenece al mundo inteligible. Para Platón, el cuerpo es un estorbo para el alma, para llegar a la verdad, la unión cuerpo-alma es una unión antinatural. Para Platón, el alma es inmortal, exclusiva del hombre y es principio de conocimiento intelectual (lo que facilita plantearse su inmortalidad pero hace difícil explicar la unión alma-cuerpo). Para Aristóteles, sin embargo, el alma será principio de vida (lo que facilita explicar la unión alma-cuerpo) y si desaparece el cuerpo, también desaparece el alma (luego no es inmortal).

Según Platón, el alma es de naturaleza tripartita (tiene tres partes):

  • Alma racional: Representa la razón, la inteligencia y aspira a conocer la verdad.
  • Alma irascible: Representa el valor.
  • Alma concupiscible: Representa los deseos.

Los argumentos que da Platón para demostrar la inmortalidad del alma son:

  1. El alma recuerda las Ideas tenidas anteriormente, luego es capaz de pasar de un estado a otro. Lo natural es que vuelva al estado que tuvo anteriormente y pase de la existencia terrena  a la pura contemplación del Mundo de las Ideas. La existencia del alma va más allá de la existencia terrena.
  2. El alma es simple, y sólo se corrompe aquello que se compone de partes. Como lo simple no se puede corromper, tampoco puede morir, es inmortal.
  3. Alma quiere decir vida, principio de movimiento; pero este movimiento proviene de su propia naturaleza; luego siempre tendrá vida, es inmortal.

Ética y Política.

Para Platón, la ética no está separada de la política porque el hombre también es un ciudadano y necesita de lo que otros aportan a la sociedad. Para Platón existe una correlación entre las partes del alma y las virtudes. Al alma racional le corresponde la sabiduría, al alma concupiscible le corresponde la virtud de la templanza y al alma irascible, la virtud de la fortaleza. La virtud de la sabiduría corresponde a los gobernantes, la fortaleza a los defensores y la templanza a los artesanos.

Las ideas supremas son tres: Bien, Belleza y Justicia; pero en la idea de Bien se sostienen todas las demás. En la posesión de estas tres ideas reside la sabiduría. La Justicia es la que regula las relaciones entre las partes del alma, junto con las clases sociales y las tres virtudes.

Platón asegura que la felicidad perfecta no se puede alcanzar en el mundo material y sólo se conseguirá después de la muerte.

Para Platón, la mejor forma de gobierno es la Aristocracia (el gobierno de los mejores). Él las prefería en este orden: Aristocracia, Timocracia, Oligarquía, Democracia y Tiranía.

Fecha de publicación: 05/07/2007
Etiquetas: platon
Artículos relacionados:
  1. Platón. Introducción
  2. Platón. Resumen
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos o imágenes aquí expuestos salvo autorización expresa y por escrito del autor de los mismos. © 2007-2017 Locualo v1.0. Política de privacidad [www.locualo.net]