Esta página utiliza 'XHTML 1.0 Transitional' válido Esta página utiliza CSS válido
Búsqueda personalizada

Hume. El empirismo: conocimiento y ética (II)

El problema del conocimiento. Elementos del conocimiento humano.

Para Hume, todo cuanto conocemos es una percepción. Las percepciones son los contenidos de la mente en general. Las percepciones se dividen en impresiones, que son los datos inmediatos de la experiencia, e ideas, que son representaciones o copias de las impresiones en el pensamiento. Ambas están relacionadas entre sí. Las impresiones son más vivaces, más fuertes; las ideas son como imágenes debilitadas de las impresiones.

Las impresiones e ideas pueden ser simples o complejas. Serán simples si no admiten distinción ni separación entre ellas. Las ideas simples son las de mayor valor cognoscitivo. Serán complejas si constan de la combinación de varias simples y, por lo tanto sí pueden separarse.

Tanto unas como otras (impresiones e ideas) pueden ser también de reflexión o sensación. Las de reflexión son aquellas que la mente puede conocer reflexionando sobre sus propios actos y las de sensación son aquellas que se perciben por los sentidos. Hume afirma que en el entendimiento no hay nada que no sea una percepción. Existe una semejanza entre ideas e impresiones. Las ideas tienen su origen en las impresiones.

Cuando la mente ha recibido impresiones, éstas pueden reaparecer de dos modos: memoria e imaginación. Así, Hume también distingue entre las facultades de la imaginación y la memoria. Las ideas de la memoria son más fuertes que las de la imaginación pues la memoria preserva el orden y la forma de las originales. La imaginación es libre de alterar y trastocar las ideas, es libre para separar y unir las ideas simples pero se guía en sus operaciones por algunos principios universales.

Hay un principio unificador merced al cual una idea lleva naturalmente a otra. Hume no acierta a explicar este principio que describe como una fuerza suave. Lo que indica, son las cualidades de las que surge la asociación de ideas (leyes de asociación). Estas cualidades son semejanza, contigüidad y causa-efecto. Nuestra imaginación pasa fácilmente de una idea a otra semejante. La imaginación adquiere la costumbre de la asociación de ideas que están más próximas en el espacio. En cuanto a la causa-efecto, no hay conexión más fuerte en la imaginación.

Distingue dos sentidos del término relación. En primer lugar, la palabra relación se usa para designar la cualidad o cualidades por las que dos ideas se asocian en la imaginación de modo que una introduce de modo natural a la otra (son relaciones naturales). En segundo lugar están las relaciones filosóficas, podemos comparar a voluntad cualquier objeto siempre que exista alguna cualidad similar entre ellos. En esa situación, la mente no se encuentra de modo natural al pasar de una idea a otra, lo hace simplemente porque ha elegido hacer una cierta comparación. Todos los contenidos de la mente derivan de la experiencia. Todas las ideas derivan de sus correspondientes impresiones. Hume basa en ello el criterio de validez del conocimiento: una idea es verdadera si podemos señalar de que impresión se deriva. El límite de nuestro conocimiento son las impresiones.

Tipos de conocimiento.

Asegura que todos los objetos de la razón pueden dividirse en dos grupos:

  • Relaciones de ideas. Incluye todas las proposiciones de la matemática, geometría, etc. A esta proposiciones se llega por razonamientos del entendimiento, sin necesidad de recurrir a la experiencia. Estas relaciones constituyen el dominio del conocimiento cierto. Un conocimiento es cierto si su opuesto es imposible. Se fundan en el principio de contradicción. La verdad de una proposición matemática depende únicamente de las relaciones de ideas, no de la experiencia. Son proposiciones formales analíticas, universales y necesarias.
  • Relaciones de hechos. El conocimiento de hechos depende sólo de la experiencia y no es posible llegar a él por medio de razonamientos. Sólo podemos estar seguros de aquello que ha pasado por los sentidos o está presente en la memoria. Lo contrario de una cuestión de hecho, sí es posible (no implica contradicción).
Fecha de publicación: 02/08/2007
Etiquetas: hume , empirismo
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos o imágenes aquí expuestos salvo autorización expresa y por escrito del autor de los mismos. © 2007-2017 Locualo v1.0. Política de privacidad [www.locualo.net]