Esta página utiliza 'XHTML 1.0 Transitional' válido Esta página utiliza CSS válido
Búsqueda personalizada

Hume. El empirismo: conocimiento y ética (I)

El Empirismo

El empirismo prevalece en el siglo XVIII y surge como reacción al problema del conocimiento del racionalismo del siglo XVII. Ahora, el hombre y su mente son el centro de las preocupaciones y no es Dios, como ocurría en la filosofía medieval.

Racionalistas y empiristas se preguntan por la capacidad del conocimiento humano, cuáles son sus límites y hasta dónde puede llegar. Tanto para racionalistas como empiristas, el objeto de conocimiento son las ideas. El punto en que se encuentran más diferencias entre las dos corrientes filosóficas es el origen de las ideas: los racionalistas dicen que son innatas, se encuentran en la mente humana desde el principio; los empiristas sostienen, por el contrario, que no hay ideas innatas y que todas ellas proceden de la experiencia sensible.

Con el empirismo se niega la autoridad filosófica, incluso la de Aristóteles, se exalta el conocimiento sensible y se critica la Metafísica, porque ésta niega el valor de la experiencia.

Hume

Hume es el precursor del empirismo moderno. En una de sus obras (Tratado de la Naturaleza humana), señala que todas las ciencias guardan relación con la naturaleza humana, es decir, todas las ciencias caen bajo las capacidades del ser humano y son juzgados por la ciencia del hombre. Se debe buscar un método y  el  único válido para Hume es el de Newton pero aplicado a la ciencia del hombre. Debemos aplicar este método para analizar los procesos psicológicos del hombre.

Ética

Una ética es un conjunto de principios o normas a través de los cuales se aceptan o no, ciertas conductas o actitudes, es decir, mediante los que se juzga si una acción es buena o mala. ¿En qué se fundan los juicios morales? Los griegos consideraban que este fundamento se encontraba en la razón (la razón conoce la naturaleza del hombre y de ese conocimiento deduce lo que va en contra de su naturaleza y lo que es conforme a la naturaleza). Hume se opone a este pensamiento. Según él, la razón no es el fundamento de los juicios morales.

La razón no puede determinar nuestro comportamiento ya que el conocimiento intelectual no puede determinar el que nosotros hagamos una acción o la evitemos (el conocimiento según Hume es de relaciones entre ideas o de hechos). El conocimiento de relaciones entre ideas, por sí mismo, no impulsa a realizarlas, ya que es un conocimiento puramente intelectual. Si no se basa en relaciones de ideas, tendría que basarse en relaciones de hechos, pero los hechos son solamente hechos, no juicios morales. El hecho en sí no es un juicio: el juicio se hace en el interior de uno mismo, en el sentimiento.

Emotivismo moral

Su ética es de carácter emotivista. Hume afirma que el fundamento de los juicios morales se encuentra en el sentimiento. Son los sentimientos las fuerzas que nos llevan a actuar de una u otra manera. El sentimiento moral es una cualidad que nos da un sentimiento de aprobación o desaprobación, respecto de las acciones humanas. Ese sentimiento es natural. El sentimiento es desinteresado, depende del interés general.

Fecha de publicación: 02/08/2007
Etiquetas: hume , empirismo
Prohibida la reproducción total o parcial de los textos o imágenes aquí expuestos salvo autorización expresa y por escrito del autor de los mismos. © 2007-2017 Locualo v1.0. Política de privacidad [www.locualo.net]